Bienvenidos “altiro”

Abandonamos Argentina antes de lo previsto para llegar a tiempo a una oferta de un buque que atravesaba la patagonia chilena en tres días y tres noches.

Navimag, el buque

En el momento que decidimos tomar este barco reajustamos nuestros planes y los acotamos a los 4 días restantes que nos quedaban. Tan en serio lo tomamos y tan en Babia vivimos, que al ir a coger el autobús nos advirtieron que nos habíamos adelantado un día: ¡era sábado en lugar de domingo!  Nos despedimos con un churrasco de las tierras gauchas en compañía de la gente que tan bien nos había acogido en El Calafate y nos adentramos por fin en Chile, concretamente en Puerto Natales. Ahí dio comienzo el periplo de nuestra aventura marítima marcada por los imprevistos y “las condiciones meteorológicas adversas“…

En primer lugar llegamos al puerto y vimos a nuestro buque retenido a 300 metros de la costa por los fuertes vientos que le impedían atracar ¿quién se hacía cargo de ello?¿Quién nos iba a informar de nuestra salida?¿Navimag? No. Carolina: una madre soltera e hiperactiva de 24 años que cazaba turistas para alojarlos en la casa de su estrambótico padre y ahorraba dinero para su bebe hasta que pudiera vivir de su voz como estrella del punk-rock. Al final logramos salir de aquella ciudad de locos tan sólo un día más tarde de lo previsto. Todo iba bien, estábamos encantados con las instalaciones, con las vistas, con los compañeros de camarote (el tío Eric y su sobrina Viviana)… cuando de pronto “Señores pasajeros, disculpen las molestias, regresamos hacia Puerto Natales porque ha habido un accidentado en la tripulación. Muchas gracias por su atención y su comprensión. ” Algo había salido disparado y había roto, ni más ni menos, que el esternón del capitán… Vino un helicóptero a mitad de camino para evitarnos regresar de nuevo hasta el punto de partida… cuando de pronto “Señores pasajeros, disculpen las molestias, regresamos a Puerto Natales porque nos informan que la nave ha de ser revisada técnicamente para la seguridad de los que estamos a bordo. Muchas gracias por su atención y su comprensión. ” Habían transcurrido 3 días desde nuestra llegada a Chile y nos encontrábamos exactamente en el mismo lugar: tanto mejor, mientras hubiera comida, techo y una peculiar compañía con la que nos reíamos constantemente de la cómica situación podía seguir pasando el tiempo (el único factor del que disponemos sobradamente, aún).

retenidos en Puerto Natales

El trayecto cubre la distancia entre Puerto Natales y Puerto Montt, 1400km, que únicamente es navegable, porque está constituida por “puras islas vírgenes” y una población perdida en mitad del océano llamada Puerto Edén. Este buque de carga es el único que circula durante todo el año por aquí, y por ello se convirtió en un medio de transporte de lo más variopinto a lo largo de los años: sirve como ferry de vehículos y camiones, como transportador de carga, como “crucero de turismo” e incluso como transporte escolar y comercial para los habitantes de Puerto Edén… Su peculiaridad es que realiza la travesía una vez a la semana de norte a sur y de sur a norte. Allí dentro por tanto había un popurri de gente y animales cuyo nexo de unión sólo consistía en salir de Puerto Natales (lo cual pensamos que no lo lograríamos nunca tal como se inició el viaje): una familia con niños sudafricanos, un pescador de Alaska, camioneros argentinos y chilenos, mochileros portugueses, franceses, alemanes y escoceses, e indígenas Kawesqar habitantes de Puerto Edén.

Esther, Kawesqar, tío Eric

Los Kawesqar es una tribu indígena de la que no sabíamos nada antes de embarcar, y de la que sinceramente ahora no sabemos muchos más. Al parecer tan sólo quedan actualmente 7 de ellos, de los cuales dos iban con nosotros en el barco. No son muy habladores, tienen su propio dialecto que es bastante gutural. Trabajan en la artesanía y en la pesca, viven en Puerto Edén, junto con otras 200 personas más o menos. Es un poblado marisquero que está alejada a 400km del pueblo más cercano, y hasta hace 5 años ni siquiera disponían de luz ni agua.

Desembarcando en Puerto Edén

Como en toda la patagonia los vientos son fuertes, las lluvias frecuentes y el tiempo cambiante e imprevisible. En nuestro caso el mismo clima nos impidió muchas veces estar en la cubierta e incluso la niebla difuminaba parte de los paisajes y el oleaje mantenía a los animales escondidos; sin embargo, tal vez gracias precisamente a esto mismo, gran parte del tiempo lo dedicamos a estar en la cabina con el capitán con quién conversamos sobre nociones básicas de navegación, leyendas, mitos e historia de Chile.

capitán capitaneando

Pasamos a través de canales y estrechos, todo estupendo y maravilloso… hasta llegar al increíble espacio abierto del golfo de Penas… golfo en el que en ocasiones se ven ballenas enseñando a sus ballenatos hacer peripecias, toninas, lobos marinos, pingüinos, y si hay suerte, hasta orcas. Otras veces puedes hayar olas de hasta 10 metros de altura. Esta vez tuvimos suerte, dijo el capitán, pues la mar estaba tranquila… ahá… tranquila para un capitán surcador de mares porque a nosotros nos sentó el océano abierto como una patada en el estómago: sentir que el suelo se independizaba de tus pasos, que el espacio de tu cama se estrechaba a veces por los pies y otras por la cabeza… me sentía como un gusano dentro de un acordeón… aún así hay que tener recursos para todo y qué hicimos, os preguntareis inquietos. Pues recurrimos a una infalible combinación que mi madre aplicaba conmigo cuando íbamos en coche por algún lugar zigzagueante: masticar un chicle, una pastillita de primperan y alternar la tabla de multiplicar del 8 hasta el infinito con el juego de las palabras encadenadas. Así estuvimos, como dos niños grandes, acurrucados en una cama de 75cm… “¿Pero somos pankis o qué coño somos?” repetía Gerardo en un vano intento de no perder la dignidad.

canal

Por fin todos llegamos sanos y salvos a Puerto Montt. A partir de aquí, aún nos espera un largo país que recorrer…

7 comentarios

  1. tus frikis said,

    noviembre 14, 2009 a 1:04 pm

    ¡¡¡Me he sentido dentro del barco!! incluso con un poco de mareo¡¡
    y como siempre me has hecho reir .
    Observo en la foto que apereces , que estas ¨pelada ¨de frío , y como no felicísima.¿ lo que se ve detrás es una ola? pues menos mal que estaba tranquilito el oceano !!
    Espero que hallais disfrutado del viaje.Punkis o qué?
    Un besazo parejita.

  2. Tu pianista said,

    noviembre 14, 2009 a 11:59 pm

    La verdad es que vuestro viaje tal y como está siendo y tal como lo estais comentando es emocionante, conmovedor, sesacional, imponente, sobrecogedor, alucinante, extraordinario, macanudo que diria uno de por ahí, es decir lo que algunos ahora llaman “guay”.
    De todas formas, esperar un mes y más para decios semejante tonteria no lo podía hacer más que un viernes trece; os mandaré un correo inmediatamente.
    Un beso para los dos, bueno ya puestos, uno para cada uno.
    No cambieis demasiado.

    • calurera said,

      noviembre 15, 2009 a 9:47 pm

      Ey papico! me alegro mucho de que hayas escrito! aunque sea un viernes 13… ya hace que se rompa la supersticion y has conseguido convertir ese dia en un buen dia! jajajjajaja Me acuerdo mucho de vosotros y creo que hay muchas de estas cosas que podriais hacerlas mas adelante! lo voy mirando y pensando.

      Te quiero mucho
      Un beso de cada uno (no escatimamos en eso) jajajjaa

  3. Andres said,

    noviembre 15, 2009 a 6:27 pm

    gerardoo!Me acabo de enterar de este blog!me lo ha contao una tal reyes… y me habeis entretenido la tarde del domingo!os seguire leyendo para estar al tanto de vuestro de viaje!
    Ademas cosas del destino a Esther la conocia de un campus de baloncesto, en la almunia creo que recordar.
    Bueno parejita seguir disfrutando del viajecillo!!

    • calurera said,

      noviembre 15, 2009 a 9:41 pm

      Andres! cuanto tiempo, eh? la verdad es que el otro dia estuvimos hablando de ti y de alejandro ledesma! asi que sin duda si que debe ser una casualidad de la vida!Nos alegramos de saber de ti, y de que te haya entretenido, aunque debemos decir que vamos con bastante retraso: ahora estamos en San Pedro de Atacama y vamos a pasar a Bolivia pronto. Pero como decia un señor cuyo nombre no recuerdo nunca: ” me encantaria escribir la historia de mi vida, pero entonces no podria vivirla” jajajajaja

      Un fuerte abrazo de cada uno!

    • calurera said,

      noviembre 15, 2009 a 9:45 pm

      Ey andres! como estas? cuanto tiempo? la verdad es que si que debe ser una casualidad de la vida porque exactamente hace una semana que estabamos hablando de ti y de alejandro ledesma precisamente! jajajjaa Nos alegramos mucho de saber de ti y de que te hayan entretenido las cuatro historietas que llevamos narradas… en cambio dire que vamos con mucho retraso, mas del que quisieramos pues ahora nos encontramos exactamente en san pedro de atacama, a un paso de bolivia, donde pasaremos pronto. Aunque como decia un señor cuyo no recuerdo nunca: “me gustaria ecribir la historia de mi vida, pero entonces no podria vivirla” jajajajaj Por cierto, dice Gerardo que dejes la cai y que te vengas a ambientar… jajaajajjaa

      Un fuerte abrazo!

      • alex said,

        noviembre 16, 2009 a 3:57 pm

        Qué pasa parejita? soy Alex, el viernes estuve con Angel y me dijo de este blog que ya tengo agregado en la carpeta de favoritos… Ya veo que lo estais pasando genial y estais conociendo a gente muy “amena”, xD. Bueno, espero seguir leyendo estas fabulosas historias y disfrutando de las fotillos. Un saludo para los dos de Ledesma……..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: