Valparaíso

Colorida, empinada, peligrosa, cultural, “chaposa”, reivindicativa, costera, patrimonio de la Humanidad, original, bonita, artística, peculiar, “cerrosa”, diferente, Valparaíso.

Podrían habernos contado más y más cosas sobre Valparíso, pero nunca llegaríamos a hacernos una idea hasta verlo con nuestros propios ojos. 15 ascensores para 42 cerros recubiertos de casas hechas de chapas coloreadas, callejuelas laberínticas, con impresionantes vistas al puerto, que no cualquier vehículo es capas de alcanzar y que en algunos puntos se asemejan a las famosas favelas de Brasil.

Estuvimos alojados en el cerro Cordillera, a 168 peldaños sobre el nivel del mar, que nos tocaba subir y bajar para evitar los 500 pesos del ascensor cada vez (750 pesos = 1 euro), de los que ni siquiera los residentes se libraban.

168 peldaños hasta la casa amarilla, nuestro alojamiento

Con Andrés y Lorena, propietarios del hostal, mantuvimos una de las conversaciones más largas e interesantes al poder escuchar su punto de vista como presidentes del movimiento cultural de Valpo, y colaboradores del Forum 2010 Valparaíso, e incluso quedamos pendientes de la confirmación de un concierto de Dañaos como opción alternativa que presentarían en su catálogo de actividades.

Entre los numerosos cerros y el mar, la parte llana de la ciudad, se comunica por medio del trolebús más antiguo del mundo, atravesando edificios emblemáticos como el Turri o el de la Armada de Chile.

Los únicos “peros” de nuestra visita fueron las constantes advertencias del peligro de atracos en las calles de algunos cerros, así como la huelga general de funcionarios, profesores en su mayoría, aunque los basureros fueron los que más se hicieron notar dejando la suciedad en las calles durante más de una semana…

¿Qué mejor lugar para pasar mi 24 cumpleaños?

3 comentarios

  1. Óscar Ortega said,

    noviembre 27, 2009 a 2:10 pm

    Hola Esther!

    Me he enterado hoy mismo de la existencia de tu blog, gracias a la entrada que has escrito en tu tuenti. Lo primero de todo me alegro de que finalmente hayas podido llevar a cabo ese viaje que tanto te ilusionaba 🙂

    En un principio he pensado: “venga, cotilleo un poco por encima a ver por donde anda y ya después de estudiar miro todo con más calma” y… bueno… he de reconocer que no he sido capaz jeje. Me lo he leído todo de principio a fin!! 😀

    Y es que cuando he visto que tu viaje está discurriendo por Argentina y Chile (que por cierto, me ha sorprendido, porque, por lo que me contabas la última vez que hablamos, te imaginaba por tierras más orientales) me han venido a la mente recuerdos increíbles, sobre todo de esa maravillosa zona de El Calafate y los glaciares :), con esos paisajes que parece mentira que sean reales hasta que estás allí y los ves con tus propios ojos.
    Y también de Buenos Aires, Santiago… tantos sitios…

    No sé a donde te llevará tu viaje a partir de ahora. He leído por ahí que vas a Bolivia, así que supongo que igual continúas después por Perú (Cuzco es parada imprescindible). En todo caso, seguro que cualquier lugar al que vayas tendrá algo que lo hará especial.

    Y sobre todo, aunque haya momentos duros (que seguro que los has tenido), sé consciente (leyéndote no me cabe ninguna duda de que lo eres) de que estás viviendo una experiencia irrepetible y disfrútala y aprovéchala hasta el último día :). Yo mientras, sentado aquí delante de una pantalla de ordenador y con el manual de CTO de Reumatología a unos pocos centímetros a mi derecha, de verdad que te envidio, créeme.

    Un beso muy grande, Esther! Te seguiré leyendo 🙂

    PD: Yo al final este verano estuve en Birmania. Me encantó!! De los sitios que más me han impresionado. 🙂

    • calurera said,

      noviembre 28, 2009 a 2:31 am

      Me alegra que te haya “enganchado”. Ahora ya estamos en Bolivia aunque llevamos una demora entre vivencia y entrada… ajjaja Pronto iremos para Asia, tranquilo, también pasaremos por allí! jajaja Un abrazo y ánimo

  2. cristina said,

    abril 2, 2010 a 10:54 pm

    la 1º foto me recuerda a la cuesta de San Juan del Sur, en Nicaragua, que nos decia la mujer que habia que subir para llegar a nuestro ” hostal” y que, por suerte y tras la experiencia, no subimos…
    sin duda, además de todo lo demás, estareis haciendo ejercicio que te cagas! yo ya estaria muerta…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: