San Pedro de Atacama (SPA I)

Y aunque parezca mentira, nos depedimos de Chile por el desierto más árido del mundo.

En 21 horas de viaje pasó ante nuestras narices la transisción hacia un paisaje cada vez más altoy más seco, extinguiéndose la vegetación por completo. Ahora la gente se parecía más a sus vecinos peruanos y bolivianos, con rasgos altiplánicos. Paseando por San Pedro de Atacama, inconscientemente nos transportaba hasta el Norte de África, donde todo se constituía de arena: las calles, las casas, e incluso los campos de fútbol… así todo se encontraba integrado de forma armónica en esta pequeña ciudad, apenas iluminada. Y una dato curioso a remarcar: la mayoría de los techos de las casas eran una simple lona.

Contentos tal vez por haber escapado de las lluvias decidimos muy alegremente ir caminando hacia las ruinas de Quitor, Valle de la Muerte y Valle de La Luna, en total un recorrido de unos 35 km… ¿qué es eso para unos andarines como nosotros? También nos alentaba la idea de escapar de las múltiples excursiones organizadas que ofrecía esta ciudad para el turismo. ” Igual mejor en bici. Salen por acá, por el caminito, cruzan el río, suben la cuestecita, pasan por un sendero de animales, tuercen en U, bajan otra cuestecita, y hay un tramo por en medio del oasis que no está señalizado, pero es sencillo, si no pregunten que habrá gente. Y desde allí, después del atardecer ya pueden regresesar… ¡no tiene pérdida! ” No sabíamos bien lo que nos había dicho pero nos convenció. Además en caso de duda podríamos echar mano de nuestra orientación innata…

A la mañana siguiente reconsideramos que 1,5L de agua para los dos podría resultar escasa, por lo que nos decidimos a comprar otra ” ¡Qué astutos! “. Optimistas, partimos en busca de la primera indicación, el paso del río. Nos costó un tiempo descubrir que no había paso, simplemente había que pasar. Nos descalzamos y cuando con sumo cuidado intentábamos no perder el equilibrio con las bicis a cuestas, media docena de ciclistas pasaron velozmente sin titubear dejándonos atrás en un abrir y cerrar de ojos. ” Son profesionales ” – se excusó Gerardo mientras retomaba su bici dominguera, sin cambios y con cestita delantera. Encontramos las ruinas de Quitor, y mirando hacia arriba decidimos guardar fuerzas para los Valles. Preguntamos tres veces hasta dar con el sendero de los animales (en el que por cierto, no había animales) que supuestamente llevaba hacia el Valle de la Muerte. A partir de aquí comenzó un estado de asombro permanente: Inmensas gargantas rocosas que iban estrechándose a nuestro paso. FOTO. Pequeños salares destacando sobre un suelo arenoso, y por cuyas grietas se asomaba un agua cristalina. FOTO. Intrincados recobecos formados por la erosión. FOTO.¡Oh, una duna! Una gigante e inaccesible duna de más de 150m de altura. FOTO.

Sin embargo después de pararnos a hacer tantas fotos, no vimos ni una sola persona para poder preguntar qué es lo que estábamos viendo ni ninguna señal que indicara qué era aquello. ” Ala tira, ¿quién va a venir aquí? Seguro que nos hemos perdido. “, ” Esto es mejor que el Valle de La Muerte seguro “, ” Tenemos que estar al lado, llevamos más de 9 km “…. Comentábamos mientras bebíamos los últimos sorbos de la primera botella. Continuamos esperanzados de que cada pedalada nos acercaba más a ese horizonte que nos ocultaba el Valle de la Muerte, pero, oh oh, ¿acaso conocéis a alguien capaz de pedalear sobre arena de playa? Nosotros no. Nos bajamos de la bici y continuamos subiendo ahora arrastrándolas, hundiéndose, hundiéndonos, sudados, sedientos, notando ahora sí como nos abrasaba el sol. De repente nuestro objetivo cambió, ya no era el horizonte, sino la sombra más cercana situada a 200m. Qué 200 metros… ” Jodo, qué bien señalizado “, ” En bici mucho mejor, ¿eh? “, ” Tranquilo, perdidos no estamos… no tiene pérdida ” – refunfuñaba a la desesperada.

 

Cuando por fin llegamos a la sombra y sacamos el agua, nos dimos cuenta de que quedaba menos de 1L para los siguientes 30km: habíamos fracasado. Regresamos a San Pedro, apenas eran las 16:00, y la única señal que encontramos fue un cartel que indicaba un mirador del El Valle de la Luna…¡Queríamos saber dónde habíamos estado!  Fuimos preguntando, mostrando las fotos, hasta que alguien nos dijo ” Sí, ése es el Valle de La Muerte “.

Dice que no se sabe bien el porqué de ese nombre algunos creen que fue por una estampida de un ganado en el que los animales cayeron por un precipicio, muriendo. Otra versión es que fue un error de pronunciación del padre Le Paige que lo bautizó como el Valle de Marte, entendiéndose Muerte… Mi opinión es que quién aún tenga dudas sobre si es Marte o Muerte le invito a adentrarse en él en bici.

Como quedaba pendiente el atardecer en el Valle de la Luna, y no había tiempo para perderse, sucumbimos a lo que sería nuestro primer tour organizado. En esta ocasión vimos un Valle de la Muerte completamente diferente: con gente por ser la hora punta de las visitas, descansados por llegar en bus y la gran duna con algunos valientes realizando la modalidad de Sandboard, similar al Snowboard, pero sobre arena y sin telesillas.

 Por último, presenciamos el atardecer en el Valle de la Luna que nos dejó sin palabras…

Más tarde nos enteramos de que son los propios guías los que retiran las señales para dificultar las visitas por cuenta propia, en un lugar en el que este año ha llovido una sola vez durante 20 minutos, después de 5 años sin ver una sola gota.

7 comentarios

  1. Tu pianista said,

    noviembre 30, 2009 a 10:44 am

    Verdaderamente es ¡ESPECTACULAR!, y una vez pasado el trago, imagino que estais de “lujo”.
    Se os ve bien.

    • calurera said,

      diciembre 1, 2009 a 2:01 pm

      Papa, Chile y Argentina son países fáciles: te puedes perder pero al final siempre das con la salida. La gente es afable y voluntariosa para ayudarte… Lo difícil es Bolivia! jaajajaja Sin embargo, con nuestros más y nuestros menos, todo va sobre ruedas!
      MUAAAK
      ESTHER

  2. Luis said,

    noviembre 30, 2009 a 4:18 pm

    Alucinante.

    P.d: Juventudes del Pepé es poco.

    • calurera said,

      diciembre 1, 2009 a 1:59 pm

      Ya se echaba en falta la intervención de nuestro erasmus preferido! Y en cuanto al corte de pelo al que haces alusión en tu PD diré que no te preocupes mucho, con sus camisetas de “la Polla Records” todavía nos paran los punkys de todos los países…
      Un abrazo. ESTHER

      GERARDO: Te contestaría, pero estoy con diarreas. Una vez más no he podido aguantar la embestida boliviana… era todo demasiado bonito hasta ahora…

  3. Soñador escuálido said,

    diciembre 1, 2009 a 7:01 am

    Jo, el valle de la Muerte, tía. Ideal.

    Prometo que no me quedan dudas si era de Marte o de la Muerte, me vale con leer la entrada!!

    A ver qué os depara Bolivia.

    PD: Os dejo un enlace a una página de gente haciendo SandBoard, para al que le pique la curiosidad, como a mí.

    • calurera said,

      diciembre 1, 2009 a 1:56 pm

      Qué bien que dejes información sobre las dudas que te han surgido! Éso enriquece mucho los comentarios y el mismo blog! Bueno, de esta manera te perdono que no hayas escrito muchas más veces. Por cierto, respecto a tu petición de lugares feos, que sepas que tengo algunas fotos. Pronto las colgaré para ti, mi amorcico!!!
      Mucha suerte con la presentación del proyecto y enhorabuena con el trabajo!
      Un abrazo y un beso enormes. Te quiero mucho.
      Estherina, tu hermanica.
      PD Si ves algo mejorable o echas en falta alguna cosa, dinoslo.

  4. Ester madre said,

    diciembre 1, 2009 a 8:44 pm

    ¡¡ Se me ha encogido el estómago y eso que ya sabía el final!! Muuuy inquietante vuestra movida por Atacama… y yo ,aquí tan tranquila.
    Un besazo intrépidos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: