¡Agua en el desierto! (SPA II)

En un lugar donde el promedio anual de precipitaciones es de 3 mm, ¿quién podría esperar encontrar una sola laguna en mitad del desierto?

El sol alto, imponente, ejerciendo un calor seco sobre el terreno que alcanzan sus rayos moldea las más duras rocas confiriéndoles formas caprichosas hasta reducirlas en polvo de arena. Evapora el agua con rapidez dejando explanadas de sal como único indicio. Ahoga las plantas y abrasa la piel de quien permanece mucho tiempo expuesto a su fuerza. Este calor tan seco no deja resto de sudor, el polvo se agarra a la garganta… la sed es constante, la sombra primordial…

De pronto, sin poder dar crédito a lo que ves, unos flamencos descansan plácidamente sobre unas laguna: ¡Es agua! Agua clara, limpia, fresca… Te bañas y compruebas que no te puedes hundir, que el agua rechaza tu cuerpo hacia la superficie, como si pretendiera proteger codiciosamente ese bien preciado que guarda en sus profundidades, y que tan escaso es en los alrededores. Al salir tu piel está recubierta de una capa blanquecina, ¿qué será? ¡Sal! ¡La laguna Cejas contiene un 99% de sal! Qué paradoja, agua salada en el desierto: si en un intento de calmar la sed osaras echar un largo trago, morirías deshidratado más rápido que dejándote secar al sol.

Más sal, esta vez sin agua, se extiende bajo tus pies crujiendo a cada paso: es el salar de Atacama. Y a lo lejos dos grandes hoyos próximos entre sí te llaman la atención. Al acercarte descubres agua en su interior. Agua dulce. Dicen que son los ojos del salar que se formaron con la caída de unos meteoritos dejando ver que en el corazón del desierto, en su interior, existe agua subterránea. Es por ello que se justifica la existencia del Tamarugo en algunas zonas, pues este árbol posee unas raíces casi tan largas como su propio tronco.

Por último, agua cristalina sobre un salar blanco como la nieve, apenas cubriéndolo, sin que la escasa profundidad impida que la atravieses de punta a punta: es la laguna Tebinquiche. Al fondo la cordillera volcánica, que a pesar de estar a más de 50 km, da la impresión de estar al alcance de tu mano porque tan plano es todo que nada irrumpe en el horizonte más que ella. Y tal vez lo más mágico del lugar es la combinación de colores que ofrecen las tierras: blanco, azul, amarillo, verde, rojo, café… colores que cambian con la puesta de sol… La última para nosotros antes de cruzar una nueva frontera.

Y en la noche, una manta de estrellas se cierne en la oscuridad. Cientos… ¡Miles de estrellas se alcanzan a ver! Por algo este lugar ha sido seleccionado por la NASA para instaurar el mayor centro radioastronómico del planeta, el proyecto ALMA, que se inagurará en el 2012.
Y es curioso porque en el fondo son las mismas estrellas en cualquier punto del mundo, sin embargo a veces da la impresión de que en algunos sitios tan sólo quedan unas pocas luciendo. La contaminación lumínica dicen que es una de las principales razones. Y es que como todo en la vida, no siempre vemos con la misma claridad lo que tenemos frente a nuestros ojos, a veces es necesario deshacerse de la nimiedades innecesarias que se incrustan en nuestras rutinas, que nos contaminan sin darnos cuenta, que nos ciegan de lo verdaderamente bonito e importante que nos rodea.

8 comentarios

  1. Tu pianista said,

    diciembre 2, 2009 a 11:39 am

    Como veréis estoy verdaderamente “enganchao”, no hacéis más que colgar vustras noticias y ya estoy leyendolas. Mi falta de experiencia en estas lides me hizo gastar unos cuantos epítetos de más en la primera entrada, para mí quizá demasiados porque es el caso que con “mi castellano” me he quedado sin palabras para expresar lo que me parece vuestro viaje.
    A la vez que os mando un fuerte abrazo os diré que vuestro viaje
    “ME PARECE”.
    Besos.
    PD. !Os veo con claridad¡ ni se os ocurra dudarlo.

  2. Borja said,

    diciembre 2, 2009 a 12:39 pm

    Hola, buenas!!

    Soy Borja, compañero costra de Gerardo en alguna asignatura de la carrera. El otro día me habló a través de Facebook del viaje que estabais haciendo y me pasó el link a este blog. Como alguien ya ha comentado antes, yo también pensaba echarle un vistazo rápido…y me lo he acabado leyendo de principio a fin. Espectaculares las fotos y la narración de vuestras aventuras. De verdad, enhorabuena.

    Gerardo, eres un crack, a seguir ambientando por ahí. Esther, encantado de conocerte!!

    Cuidaros mucho!! Agur!!

  3. Soñador noctámbulo said,

    diciembre 2, 2009 a 1:04 pm

    Lo que me parece raro es que no haya más gente en sitios como ese, y otra gente se pelee por empujarse en las rebajas de los grandes almacenes. Sólo apuntar que el año pasado en EEUU murió el encargado de abrir las puertas al público, aplastado por la muchedumbre el primer día de la campaña navideña y durante el que hay hay grandes descuentos, que allí coincide con el viernes tras el día de Acción de Gracias. Menuda manera de dárselas por abrirles las puertas.

    Me ha gustado esa manera de darle vida al lago, que trata de proteger un bien preciado. Quizás ese bien sea el que comparte con vosotros allí, la soledad. Os mantiene alejados del interior para que la saboreéis, y a la vez para saborearla él. Soledad con sabor a sal y Sol 😉

    Lástima que no haya una foto de esas estrellas, las del cielo, claro! 😛

    BesazoSS!!

  4. Luis said,

    diciembre 2, 2009 a 7:15 pm

    Me recuerda a lo que me contaba Gerar (como siempre, parco en palabras ya que pertenezco a su familia más cercana, y él es así) sobre el Salar de Uyuni (vais a visitarlo, por cierto? ), aunque éste parece más seco y más árido.
    Me documento a cada paso que doy por vuestras entradas del blog, y tengo el google earth más que trillado, parece que estoy haciendo vuestro viaje…sólo que a miles de kilómetros de vosotros y en estos momentos a 4 grados bajo cero, jeje.
    El día 17 vuelvo para España y me vuelvo el 5 de enero a denmark de nuevo, creo que vosotros volvéis pasado el 10 de enero…no?
    Un abrazo muy grande.

    P.d: Algún día te calzaré un polito de esos pijos que me gustan a mí y te haré una foto para el recuerdo pelón!
    Buen relato Esther!!!

    • Soñador noctámbulo said,

      diciembre 3, 2009 a 12:46 pm

      Estaría bien intentar poner lo del GoogleEarth por aquí como enlace, por si alguien quiere ver las fotos del satélite. De hecho, aunque sea mucho curro: “¡Esther, Gerar! ¡¡Estaría muy bien si marcáseis en el GoogleEarth las rutas de cada entrada!!” (Si no, a ver si me entero cómo va y hago algo parecido)

  5. Luis said,

    diciembre 3, 2009 a 1:48 pm

    Es sencillo, en GoogleEarth en la pestaña “añadir” y luego “ruta” vas marcando los puntos. Pero mucho me temo que Gerardo no sabe ni abrir el google earth así que sería labor de Esther y quizá ya tenga suficiente con el blog, jeje.

    Creo que nos tendremos que conformar con seguirles los pasos cada vez que nombran algún lugar!

    • calurera said,

      diciembre 3, 2009 a 3:50 pm

      Tino y Luis, resulta que habíamos pensado en hacer algo así con un mapa, y con lo de GoogleEarth sería estupendo, la verdad! En cambio, no hace falta descargárselo o algo así? cada día usamos un ordenador diferente, por lo que resultaría difícil rozando la imposibilidad diría incluso… Si lo mirais vosotros y nos facilitais los trámites sería genial!

      Un abrazo y muchas gracias por la idea!

  6. Luis said,

    diciembre 3, 2009 a 5:41 pm

    Podéis, como solución, meteros en http://maps.google.es/, que es el google earth de internet sin que os haga falta bajaros el programa.
    Una vez ahí podéis usar la opción cómo llegar y poner de dónde habéis salido y adónde habéis llegado en cada ruta. En el mapa os aparecerá el dibujito de la ruta en concreto, y podéis cogerla como foto.
    Tenéis, arriba a la derecha, la opción de verlo como mapa o como satélite.

    —Supongo que para sabéis que para coger una foto de una página web si no es foto (en este caso para coger el mapa dibujado con la ruta) tenéis que darle al botón “impr pant” que es como hacer una foto de la pantalla (está cerca del botón suprimir) y luego meteros en el paint y hacer edición pegar y seleccionar lo que os hace falta—

    En google earth se pueden marcar rutas sin que haya carreteras y todo eso, os vendría mucho mejor, pero esto también os funcionará pienso yo.
    Un abrazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: