Año nuevo 2010

Por primera vez en el viaje, el tiempo escaseaba porque nuestro avión partía desde Lima el día 5 de enero, así que nos interesaba llegar cuanto antes a la gran capital; no sin hacer una parada en Paracas para conocer las islas Ballestas de las que algo habíamos oído hablar…

Paracas no se encontraba lejos de Ica, sin embargo no había transporte directo y se convirtió en una odisea de vehículos. Atravesamos la ciudad de Pisco, destruída por el fuerte terremoto de agosto 2007, que dañó la emblemática torre de la iglesia y que casi tres años después continuaba sin haberse recuperado de la catástrofe. Comprendimos que si la pobreza habita en un lugar de alto riesgo sísmico como es Perú, las consecuencias son más drásticas y las soluciones más escasas y más  lentas. Casi todos los años, con mayor o menor grado, hay un movimiento de tierra en alguno de los departamentos, tanto es así que en los locales se encuentran con frecuencia avisos oficiales que anuncian ” zona segura en caso de sismos “, al igual que instrucciones sobre ” qué hacer en caso de sismo “, cosa completamente ajena a nuestra realidad en España.

Una vez en Paracas, zona de playa atestada de gente nacional, teníamos que buscar dónde dormir, como siempre… pero, además de que duplican  los precios en transporte y alojamiento para estas fechas, ¡no encontrábamos plazas libres! Claro que nuestro ángel de la guarda, informado en todo momento de nuestra situación, nos envió a un hippie artesano ofreciéndonos una cama en la casa de un brother. No había mucha opción, y fuimos a verla… ” Acabo de ocuparlas ahora mismo. No tengo más, brother… Tal vez pueda prestarles una carpa (tienda de campaña) y un colchón en el local, ¿cómo lo ven? “. Lo vimos bien, en peores plazas hemos toreao… Ya con alojamiento, paseamos por el pueblo: estaba inundado de aves, en especial gaviotas y pelícanos, cuyo intenso olor se sumaba al de la basura que la gente esparcía sin conocimiento por la arena… esta combinación anulaba cualquier intención de bañarse en el mar, por mucho que pudiera apretar el sol. En cuanto a la comida, se fundamentaba en peces y marisco con el popular plato de ceviche: pescado crudo marinado con limón, cebolla, sal y ají.

Al día siguiente, con el día nublado y mar de fondo, nos dirijimos hacia las islas Ballestas en una lancha. Eran unos grandes pedruscos que albergaban miles y miles de pájaros, ¡tanto que a tramos se veía completamente negro por la alta densidad! y por supuesto estaban impregnadas de guano, fuente natural de abono tan estimada, que se acumula durante varios años y luego, unos afortunados trabajadores deben picar en un espacio de 3 meses para recogerlo. Los comerciantes vendían sombreros “antiguano” por si algún travieso pajarillo osaba depositar sus heces en pleno vuelo sobre nuestras cabezas, y el olor en las islas no fue tan intenso como nos habían relatado, en cambio notamos que nuestra ropa emanaba un rico aroma a mierda cuando salimos de allí… simplemente nauseabundo.

Quizá, relatado de esta forma, cabría pensar que no fue una agradable excursión, nada más lejos de la realidad. Era impresionante navegar entre semejante espectáculo de la naturaleza, en la que además de aves, había lobos marinos y pingüinos. Quizá en esta ocasión el animal estrella fue el pelícano, que pudimos verlo por fin de cerca con su gran altura, amplia embergadura y original pico, lo que hacían de él una increíble atracción.

Esa misma tarde, sin perder un minuto, partimos hacia Lima. Los barrios de Miraflores y Barrancos eran los de más renombre, el centro se rumoreaba que era bien peligroso.Nos decantamos por Barrancos para buscar dónde dormir, repitiéndose otra vez la misma historia… esta vez el ángel de la guarda nos envió a una ancianita con mucha vitalidad que nos ofrecía una habitación en su casa, la cual teníamos que abrir con un tenedor forzando la cerradura pues había perdido las llaves… En una de las calles, dimos con un local de apuestas de carrera de caballos, en el que sin darnos cuenta nos adoptó rápidamente un extravagante y peculiar señor explicándonos cómo funcionaba todo aquello hasta el punto de que en nuestro entusiasmo pasó la tarde entera de apuesta en apuesta.

También paseamos por la playa y por los barrios de los alrededores: tanto Miraflores como Barrancos resultaron ser residenciales con una cantidad de dinero tal que a ratos olvidabas que aquello también era Perú. Por ese motivo y porque la anciana no dejaba de darnos coba a cada rato, nos fuimos al centro a pasar la última noche. Aquí encontramos mayor encanto y en nuestro caso no percibimos ni un atisbo de peligro…

Ya se acababa la primera parte del viaje, pero no había cabida para las tristezas: llegábamos a casa para ver a las personas queridas, para comer bien y engordarnos un poquico, para coger fuerzas y continuar con la segunda parte, ¡Asia nos espera!

5 comentarios

  1. enlazadordemundos said,

    enero 15, 2010 a 12:16 pm

    Que me cuenta Asia que a ver si llegais ya, q esta impaciente. Con esto de q os esperaba para antes (no veais el disgusto q se llevo en cuanto se entero del batacazo aereo), no veais lo pesadica q se me pone a ratos. Pues eso, q dice q os tiene cosas mu buenas que ofrecer, q vengais con ganas y que buen viaje!

  2. nacho said,

    enero 15, 2010 a 12:48 pm

    gerardo!! como no haces mas que perder dinero en betfair ya veo que ahora apuestas a los caballos!!!! jaajaja.
    acuerdate que si en Asia ves el nombre blythe o petite blythe y es una muñeca cabezona invierte que es el negocio que tenemos en españa!!!
    un abrazo

  3. hector said,

    febrero 1, 2010 a 4:21 pm

    Hola ester y company!….cómo te va ester!!, por aqui ya acabamos y bueno…..acabamos jejej oye ya veo que teneis muy bien montado la page!, un abrazo enorme y que siga todo así de bien!! un bso y nos vemosss!

    p.d: las fotos son estupendas!

  4. cristina said,

    abril 3, 2010 a 12:18 am

    bueno me he leido en unas horillas lo que habeis vivido vosotros en 3 meses!!! Dejo por hoy el blog. latinoamericana ha estado muy bien, a ver que tal asia!
    un besote esther

    • calurera said,

      abril 3, 2010 a 10:22 am

      jajajaja Vaya Cris, no me dio para avisar a todo el mundo que nos ibamos! Ya te contare. Espero que te guste todo lo que vamos contando, y quien sabe, quiza puedas proponertelo en serio… jajajaja Un beso!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: