Percepciones de una mente occidental

No es fácil comprender todo lo que aquí ocurre, ni tampoco lo que te hace sentir.

Cierto es que existe pobreza, mucha pobreza, pero el ambiente que se respira es tranquilo y alegre por lo general.

La suciedad impresiona con creces a quienes estamos acostumbrados a la limpieza… un limpieza que ha sido clave en la erradicación de un gran número de enfermedades infecciosas, pero que se cree responsable a la vez de una nueva generación de niños alérgicos.

Una cultura arraigada con tanta fuerza que ni el paso de los años, ni los colonizadores europeos que arrasaron una considerable cantidad de culturas, ni el actual capitalismo que se ha extendido por el mundo como la peste con su globalizacion, han conseguido borrar las creencias y costumbres ancestrales.

El único país del mundo que se independizó pacíficamente. El único con una producción de cine mayor que Hollywood. Uno de los pocos que no conoce la fiebre del fútbol.

La espiritualidad, la meditación, la armonía entre cuerpo y mente son conceptos muy presentes aquí. Conviven con los animales, o mal viven con ellos, según se mire.

Me sorprende el tema del calzado que tantas veces ha supuesto una discusión con mi padre. Donde yo me crié, los zapatos son una prenda de imprescindible, incluso para andar por casa. ” Te vas a resfriar “, te dicen, como si fuera la puerta de entrada de todos los microbios. Aquí para empezar es de mala educacion entrar a una tienda o a una casa con zapatos. Ni hablar en un lugar sagrado… y por supuesto, no supone ninguna prioridad en la escala de posesiones de una persona.

Me parece increíble que conserven tanta personalidad sin ser una sociedad hermética, siendo de hecho, a día de hoy, una potencia mundial, con un gran desarrollo económico y tecnológico… me pregunto si soportará la embestida del sistema económico del siglo XXI, que se ha convertido en poco tiempo, por lo que se ve, en la “religión” más prolifera de las últimas décadas.

Claro que no todo es de color de rosa, y el dinero también ha logrado envenenar sus intenciones, sobretodo las de los más jovenes. El extranjero frecuentemente es maltratado con las mentiras, con el engaño, con la mendicidad desmesurada… llegando a convertir cualquier gesto en un negocio sucio, anulándote como persona, pues no importa nada de tí más que lo que puedan sacarte. Da rabia. Da lástima. Da qué pensar. En última instancia puede agotarse la paciencia e impedirte ver la auténtica realidad que se esconde tras este feo juego del dinero. Lamentablemente la confianza, en más de una ocasion, pende de un hilo.

Me he dado cuenta de que la pobreza forja su propia cultura. Puede verse aqui, en sudamérica, en el cuarto mundo inmerso en nuestros ricos países, así como las historias que nuestros padres y abuelos nos han contado alguna vez. La vida en la calle, el sentido de los vecinos como compañeros de vida, los juegos en grupo… El reciclaje! Nada como no tener nada para reciclar, lejos de un proceso de concienciación, es más bien una necesidad. La imaginación y la creatividad se abren paso entre la lógica y los libros. La fe es la forma que cobra la esperanza cuando esta vida se vuelve frágil y es difícil conservarla. La muerte no es un drama, es una realidad. El dolor, el esfuerzo, el trabajo y la capacidad de resistencia son el pan de cada día. Las pretensiones son escasas y la ambición nula, por lo que son libres para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida… y el aburrimiento es más bien un momento de paz del que poder gozar, y no un motivo para deprimirse.

5 comentarios

  1. Camino said,

    febrero 8, 2010 a 8:14 pm

    “libres para disfrutar de las pequegnas cosas de la vida… y el aburrimiento es mas bien un momento de paz del que poder gozar, y no un motivo para deprimirse.” como siempre tan telepática y acertada, no sé si estás describiendo a los habitantes de la India o a mí,jaja
    simplemente ME-EN-CAN-TA!!!todo,desde andar descalzos, pasando por tu foto con las chicas hindús,tus descripciones…nos estáis acercando a esta desconocida cultura,tanto tanto…q todavía tengo la piel de gallina con la foto de las ratas…arrrrgggg!!! 😉 ya conoces mi amor animal…

    mil besos a los dos!!!!

  2. El iconoclasta y su mono said,

    febrero 11, 2010 a 8:57 am

    Puede ser curioso cómo lo veis ahora, recién llegados. Y cómo puede que lo veáis en dos o tres meses.

    A ver por dónde va esa evolución. Me gusta que haya un parón en la historia lineal para las reflexiones. Ya se espera el siguiente capítulo!!

  3. Primo Guille said,

    febrero 11, 2010 a 10:05 pm

    Primor!

    Estoy loco con tu blog. Un beso muy muy fuerte.

    Guille.

  4. Susika said,

    marzo 5, 2010 a 11:09 am

    Una pasada Esther.Bsz

  5. cristina said,

    abril 9, 2010 a 4:18 pm

    ¡vaya una anti-capitalista y anti-globalización estas hecha!
    queridos lectores: aunque suene bonito, como bien dice ella misma, no es todo color de rosas ( ni tampoco todo color negro en ese diablo de la globalización…)

    ( lo siento tenia que decir algo… :P)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: