Ganga, mas que un rio

Varanasi a las orillas del Ganges, un torrente de vida en torno a la muerte. Un cuadro abstracto para nuestros ojos. El siguiente capitulo de Donde esta Wally en nuestro viaje. El paraiso de cualquier fotografo. Un destino imprescindible para aquel que desee conocer la India…

¿Que occidental diria que nadie llorara en su entierro? ¿Quien podria imaginar ser paseado sin vida por las calles? ¿Como permitir que un animal se coma las flores de una tumba que no ha sido enterrada aun? Incinerado, si, ese concepto lo asimilamos, ¿pero en una gran hoguera como si de un cordero se tratara? ¿Hasta que punto aceptariamos violar la intimidad de un funeral? En mitad de la calle que transcurre junto al Ganges, frente a los curiosos, arden decenas de cuerpos a un mismo tiempo, dia y noche. Los nignos juegan, los barberos afeitan, los comerciantes venden, los perros ladran y las cabras balan. Todos continuan su vida alrededor de estas antorchas humanas que dicen adios a una de sus multiples vidas. El cuerpo muere, el alma se libera y se reencarnara en otro tiempo segun su karma.

El dia transcurre mostrando las dos caras de la ciudad: las tranquilas magnanas y las tardes festivas.

Desde el amanecer, las barcas trabajan rio abajo, rio arriba, unas pescando, otras llevando turistas… cada minuto llega alguien a lavar ropa, otros a lavarse… en unas horas se desborda la orilla de gente, las escaleras de los ghats de ropa tendida sobre el suelo mismo. Los templos recitando sus mantras al son del tintineo de las campanas que hacen sonar sus fieles. Las frente, como pizarras, pintadas con signos y circulos de colores. Los pastores se acercan al Ganges a refrescar y limpiar al ganado de bueyes. Los nignos parecen los mas diestros en esta tarea, que desnudos en el rio, saltan de un animal a otro cepillandolos.

Cualquier espacio del paseo principal se convertia en un improvisado campo de criquet donde los chicos, y no tan chicos, se desvivian jugando. Las cometas en el cielo, una vez mas.Y hacia el interior, las angostas calles resguardan del calor, pero adentrarse en ellas es correr el riesgo a perderse durante un buen rato. Mercados, vacas, cabras y monos, por supuesto, nunca han de faltar en cualquier ciudad india que se precie.

Conforme avanza el dia, los mas vivillos plagan el centro del paseo para cazar con astucia a uno de esos giris blancos recien llegados que sonrien como bobalicones de un lado a otro, es decir, a gente como nosotros… En esta ocasion se estilan dos clases de timos: el de los masajes y el de las fotos. Uno consiste en saludarte con un efusivo Namaste extendiendote la mano. Si la das, sin previo aviso comienza a masajearte vigorosamente el brazo; insiste en que es gratis o en que por un masaje de cabeza y cuello, 10 rupias… si cedes, entonces te manipulan, sin poder rechistar, masajeandote el cuerpo entero. Las 10 rupias pasan a ser 100 sin saber todavia por donde te da el aire… La unica manera de zafarse es no detenerse por nada o, como le dijo Gerardo, “ Lie (mentir) is bad for your karma ” (o algo asi…). El de las fotos: quiza una nigna preciosa en mitad de tu camino te sonria; si con ese gesto cautivador no sucumbes, recurrira a un dulce ” one photo “… pocos podrian ignorarla. Entonces, justo cuando disparas, saca su manita para pedir dinero, y alrededor, como de la nada, aparecen el padre, la madre y otros segnores cuyo parentesco no atinas  a acertar, hostigandote con la mirada a fin de que tu conciencia se culpe por violar los derechos de autor de aquella modelo camuflada en el cuerpo de una pobre nigna… Parece que la vida los ha endurecido tanto, que sin escrupulo alguno, estan dispuestos a jugar con los sentimientos con el unico objetivo de conseguir sus propositos.

Los crematorios, igual repartidos a lo largo del rio, funcionaban sin cesar ahumando con sus humos a los espectadores. Los cadaveres previamente eran paseados por las estrechas calles del interior cubiertos por una manta repletos de flores sobre una precaria camilla de cagnas al son de los canticos de sus familiares. Luego se depositaban en lo que parecia ser la cola de espera para ser incinerado, mientras decenas de cuerpos ardian ya en las hogueras hasta quedar reducidos a cenizas. Solo entonces seran vertidos al sagrado Ganges, capaz de librarte de todos los pecados.

A ratos resultaba algo macabro distinguir un pie o una cara entre las maderas, al igual que ver atizar el fuego o remover los cuerpos para avivar las llamas. Quiza los mas penosos eran aquellas personas que se limitaban a contar cuatro tonterias con el fin de sacar dinero, y si no atosigarte hasta que te marcharas. Algunas de estas alegaban que debias colaborar con el crematorio dadno limosnas para abastecer de madera a las familias que no podian permitirselo… nunca sabremos que era cierto y que no. Las fotos, por respeto, estaban prohibidas en estos lugares sagrados.

Nosotros, durante los 5 dias que alli paramos, no aficionamos a observar el percal desde una terracita. En apariencia todo era igual, pero en el fondo cada dia percibias las actividades de manera diferente. No eramos los unicos que disfrutabamos de aquel lugar: conocimos a un Samana, bien peculiar, como no, que nos hacia compagnia. ¿Que es un Samana? puede que os pregunteis… pues bien, es una forma de vida en la que se renuncia a las posesiones. No trabajan, ni tienen casa, oran con frecuencia y con frecuencia tambien, ayunan. Seria como un vagabundo voluntario, cuyo sentido de la vida se reduce a lo mas esencial: vivir.

Cada dia, hacia las 6’30pm, cuando ya ha anochecido, en distintos puntos del Ganges, tiene lugar una ceremonia: unos hombres ataviados con candelabros bailan lentamente al ruido de las campanas en un entorno de flores e inciensos. Cientos de personas mirando, desde la calle, desde los barcos. Despues, la nada mas absoluta, Varanasi se sume en la oscuridad esperando a renacer con un nuevo dia.

Calcuta, 17-02-2010

5 comentarios

  1. enlazadordemundos said,

    febrero 17, 2010 a 12:21 pm

    Preciosas descripciones, Esther, enhorabuena, creo que tu blog esta mejorando entrada tras entrada; y aunque soy tan feliz ahora recien llegado a mis montagnitas, haces que me entre una sana prisa por atravesarlas antes de tiempo y llegar a esos lugares. Pero ante todo una duda me intriga, y me intriga mucho: como haces para vivir todo eso y actualizar el blog tan a menudo, ademas de responder emails y demas? has aprendido de Rakesh y compagnia y tu tambien duermes dos horas al dia? son drogas, verdad? Cuentame, por favor, y si no quieres desvelar tu secreto, al menos trabaja un poco en el mio, o mejor en el de fatima, que falta les hace, jeje.
    Un beso pa cada uno, chicos, desde el otro lado (vuelvo a tener frio, jaja, pero a gusto)

  2. Tu pianista said,

    febrero 17, 2010 a 1:07 pm

    Preciosas descripciones, Esther, enhorabuena… bla, bla, bla. Y el equipo? eh? que bueno es estar rodeada de un buen equipo!, como el tuyo. Las fotos son de las que enamoran, así que me voy a hacer un curso de fotografía digital de manera inmediata, ves lo que habéis conseguido!. Cuando volváis os enseñaré las prácticas.
    Cuidaros.

    • Gerardo said,

      febrero 19, 2010 a 3:20 pm

      Menos mal que alguien reconoce mi labor!siempre trabajando en la sombra,jajaj, es lo que tiene esto de ser un fotografo frustrado.Menos mal que entre nosotros nos comprendemos

  3. JAIMOTO said,

    febrero 18, 2010 a 9:35 pm

    Ostias!!!!!!!!! pero que guapa sales en esa foto!!!!!!!!!!!! Que me la he guardado y todo!!!

    Mirare el libro que me recomiendas.

    Besazos envidiosos!!!!!!!!!!!!

  4. carrey said,

    marzo 3, 2010 a 11:23 am

    No acierto a imaginarme como debe ser la “sensacion” que este lugar debe dejaros…desde luego uno de los lugares con más “personalidad” de los q habeis estado no? Imagino q os dejara huella: sus gentes, sus costumbres, los olores…, deben ser muy propios de este lugar en concreto y poco “extrapolables” a otros sitios donde hayas estado.
    un abrazo!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: