A 4000 metros puedes soportar la altura, pero no mires hacia abajo que te vas al carajo

No queríamos estar mucho tiempo en La Paz, pero sin darnos cuenta nos atrapó toda la semana. Al parecer ya estábamos aclimatados gracias a las alturas por las que habíamos andado, así que no sólo pudimos disfrutar del caos de la ciudad sino que nos arriesgamos con algunas excursiones por los alrededores.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios